RADIO ONLINE LA VOZ DEL PERU

lunes, 19 de agosto de 2013

A`SU..JAVIER ALVARADO, NUMA RUEDA Y JOSÈ ARIAS ¡¡¡SON INOCENTES!!!

SI JAVIER ALVARADO ES INOCENTE….ENTONCES ¿PORQUÈ ESTÀN PRESOS LOS EX -ALCALDES NUMA RUEDA DE CHILCA  Y JOSÈ ARIAS DE ASIA?
El “modus operandis” utilizado en las municipalidades de      Chilca y Asia fue el mismo que se utilizó en Lunahuanà…
       Mas allá de las naturales relaciones amicales y, eventualmente publicitarias, que puedan existir con algunas autoridades; por línea principista, resulta inaceptable que pretendan insultar la inteligencia y sentido común del Pueblo, en casos de presunta corrupción en que se encuentran involucradas. En este contexto, nos reafirmamos en que  mil veces preferimos que se nos cierren las puertas de cuestionadas autoridades, pero que ¡jamás! se nos cierre las puertas del pueblo.
           En el  proceso penal que se le sigue, desde hace 12 años, al ex – Alcalde de la Municipalidad Distrital de Lunahuanà, Javier Jesús Alvarado Gonzáles del Valle y otros, por  el emblemático caso “Telefónica”, comienza a vislumbrarse que, mediante “el criterio discrecional” de la híper cuestionada Fiscal Penal de la Provincia de Cañete, Elizabeth Vadillo Leaño, desde el inicio vició el caso (mismo Noé Cárdenas Ortiz) enviando al archivo la denuncia penal contra Alvarado y otros.
         Posteriormente, la misma Fiscal Vadillo reabre el caso e incluso solicitando 11 años de pena privativa de la libertad efectiva para Javier Alvarado y otros. Al igual que en el caso del locutor-alcalde Richard Yactayo, ahora la defensa legal del ex – alcalde de Lunahuanà presenta sendas  solicitudes de habeas corpus en Juzgados Penales del Callao y de Chincha, denunciando a la Fiscal Elizabeth Vadillo por atropello a su derecho al debido proceso. 
         Es más, el abogado Luis Enrique Fernández Estrella, quién fuera asesor legal del entonces alcalde de Lunahuanà Javier Alvarado, hoy su Gerente General en el Gobierno Regional de Lima, en vísperas del inicio del Juicio Oral a Alvarado y otros, ha iniciado un periplo por los Medios de Comunicación, sumamente complacientes con ellos, para concientizar al pueblo cañetano, especialmente a los magistrados que ven el caso, de la inocencia de Alvarado y otros. Después de 12 años de proceso judicial, como por arte de magia “aparecen” nuevos instrumentos procesales que probarían la total inocencia del imputado principal.
         Obviamente, ningún parroquiano con dos dedos de frente, mucho menos los magistrados, aceptarían semejantes leguleyadas.Entònces,se impone una natural reflexión: Si Javier Jesús Alvarado Gonzáles del Valle, es inocente de las imputaciones que le hacen, por 12 años, los agentes de la administración de justicia cañetana, entonces: ¿Qué hacen en la cárcel los sentenciados ex – alcaldes distritales Numa Rueda Caycho de Chilca y José Arias Chumpitàz de Asia, a quienes se les imputó menores cargos delictuosos?
         Entonces, ¿Qué hacen en la cárcel los sentenciados Falcón y Bernal de la empresa consultora REFTEN, quienes utilizaron en Lunahuanà los mismos “mecanismos” impuestos en Chilca y Asia, para cobrar las millonarias comisiones por las cobranzas coactivas a Telefónica del Perù.
            Entònces, fiscales, peritos y jueces,has estado totalmente equivocdos por 12 años que dura el juicio. Ademàs, la defensa de Javier Alvarado recien e da cuenta de que "no hay" los elemento de juicio para una sentencia conenatoria. A vìspera del inicio del juicio oral,recièn empiezan a "descubrir" documentos para una defensa.
             Si hubiesen estado convencido de su inocencia no habrìan presentado tantas leguletyadas para tratar de quebrar el juicio en sus diferentes etapas. A la gente de Alvarado le convenìa que el juicio se tremìne lo antes posible.
               Por lo tanto, tampoco, como lo hìcieron en su momento,Liliana Torres y Josè Arias, no pueden invocar "persecuciòn polìtic", porque hce 12 años en que empezò este juicio, ninguno de los imputados tenìa figura polìtica, aùn eras olìmpicos desconocidos.
                 Lo otro de sus ex - aliados polìticos, como Roger Taboada, entre otros, es problema aparte que no tiene nad que ver con los autènticos intreses del pueblo de la Regiòn Lima, sino que es netamente conflicto por la distribuciòn del poder polìtico en el gobierno regional. Es decir, problems de "reparticiòn de torta". 
          En resumen, no pasa por  desapercibida a la población cañetana y regional, la evidente concertación de voluntades desde el Ministerio Público de Cañete (ojalá no suceda lo mismo con el Poder Judicial), el flagrante encubrimiento del delito, administrando justicia diferenciada, según el justiciable. No solamente es corrupto el que delinque sino también el juzgador que lo encubre. Y, esa “miopía” no sería gratis, ¿no?...





No hay comentarios:

Publicar un comentario