RADIO ONLINE LA VOZ DEL PERU

miércoles, 22 de marzo de 2017

EL CINISMO: DEPORTE NACIONAL EN LA POLÍTICA PERUANA

En principio, al suscrito no le sorprende nada el cinismo imperante en la fauna política nacional, siempre fue así. Pruebas al canto:
     Los partidarios de Acción Popular pregonan cínicamente que los dos gobiernos de Fernando Belaúnde Terry, fueron "inmaculados", sin manchas, que fueron adalides de la honestidad. Eso no es cierto. En el primer gobierno acciopopulista (1,963-1,968), se produjo el súper escándalo de la "pérdida" de la Página 11 del contrato suscrito con la International Petroleum Company (IPC), lo que motivó que el Gral. EP. Juan Velasco Alvarado, le diera el Golpe de Estado de 1,968. Durante el segundo periodo de gobierno acciopopulista (1,980-1,985), se produjeron los escandalosos casos "Volmer" y "Guvarte", que achicharraron políticamente al ex-presidente Belaúnde y al Partido Popular Cristiano (PPC) su socio de gobierno.
     Luego vino el primer  gobierno aprista de Alan García Pérez (1,985-1,990), en el que sucedieron escándalos de danzas de millones como: La denuncia del empresario italiano Sergio Siragusa por el Caso Tralima, revelando coimas que involucraron a Alan García Pérez y al ex -Primer Ministro de Italia, Bettino Craxi, en el caso de la construcción del Tren Eléctrico.  La emisión del Dólar MUC, dólar rebajado para beneficiar a los empresarios apristas y amigos del régimen alanista.
Durante el segundo gobierno aprista de Alan García Pérez, los escándalos comenzaron con la compra de los Patrulleros "Gildemeister". Compra de Ambulancias sobrevaloradas. Programa "Agua Para Todos". Los recursos del SIS se utilizaron en la Reconstrucción del Sur (Terremoto del 2,007), denunciándose la sobrevalorización de alimentos por 19 Millones de Soles. El escándalo del Banco de Materiales (BANMAT). El escándalo de los Petroaudios, direccionando la venta de pozos petroleros a la empresa noruega Discovery Petroleum. El caso del Baguazo. Los narco-indultos. Corrupción del Cofopri, etc.
    Posteriormente, se produce la etapa más oscura y corrupta de la historia gubernamental peruana, teniendo como co-protagonistas a los "siameses" Alberto Kenya Fujimori Fujimori y Vladimiro Montesinos Torres, ambos purgando prisión por la comisión de delitos en agravio del Estado Peruano por más 6 Mil Millones de Dólares Americanos y por crímenes de lesa humanidad, por los que aún siguen siendo procesados.
    Seguidamente llega al gobierno "el cholo sano y sagrado" Alejandro Toledo Manrique, quién echando por tierra el compromiso asumido durante "La Marcha de los 4 Suyos", de rescatar la democracia y la dignidad  del pueblo peruano, fue uno más de lo mismo de lo ya conocido y termina, por estos días, como prófugo de la justicia peruana, que lo va a juzgar por recibir más de 30 Millones de Dólares de coima de la empresa brasilera Odebrecht, lavado de activos, el caso "Ecoteva" y otras "perlas" de su periodo de gobierno.
    Después llega "el cholo revolucionario" Ollanta Moisés Ollanta Humala, blandiendo las banderas del "nacionalismo". Por estos días él y su esposa Nadine Heredia, están involucrados en investigaciones sobre millonarias coimas de Odebrecht, lavado de activos, compra de un Satélite francés que no sirve para nada etc.
    Y, todos estos personajes de la rancia politiquería peruana tienen el CINISMO de gritar a los cuatro vientos: "A mi que me investiguen"...."a mí que me rebusquen"...."el que no la debe no la teme"...."soy inocente"...."soy un perseguido político" etc.
PEQUEÑOS GRANDES CÍNICOS
Hace pocos días escuchaba, con la misma "paciencia de Job", el discurso del ex -presidente del gobierno regional de Lima, Javier Alvarado Gonzáles del Valle, en la plaza de armas de Lunahuaná, auto-proclamándose como un gran "estadista" limeño-provinciano, pregonando con un cinismo más grande que los huaicos que caen en la cuenca hidrográfica del Río Cañete, que él, hubiese evitado los estragos que viene causando la naturaleza en este ámbito territorial, que su sucesor Nelson Chui Mejía, es un papanatas a su lado. Me pareció escuchar una de las versiones distorsionadas de Alan García. En fin, "música celestial" solo  para los oídos de sus feligreses.
   En síntesis, solo el electorado peruano, tiene en sus manos el poder para cambiar la historia del saqueo y del cinismo en el Perú.

Alan García:

No hay comentarios:

Publicar un comentario