martes, 17 de mayo de 2016

CAÑETE Y SU "FRANKENSTEIN" DE CEMENTO.

BENAVIDES AVENIDA DE LA PESADILLA

En el imaginario de la ciudadania cañetana trasunta la suspicacia de que en los trabajos de re- pavimentación de la Autopista San Vicente-Imperial (Av. Benavides de 5 kilómetros) se estaría consumando un millonario negociado que involucraría a la gestión edilicia de Alexander Bazán Guzmán.
OBRA POR IMPUESTO
Es de dominio público que, al finalizar la gestión de la alcaldesa María Montoya Conde, el Pleno del Concejo Provincial de Cañete en el que era regidor Alexander Bazán Guzmán, se aprobó que el Banco de Crédito del Perú, mediante el sistema "Obra por Impuesto" financie la re-pavimentación de la Autopista San Vicente-Imperial (Av. Benavides), con inversión de 9 Millones de Soles.
OBRA CON RECURSO PROPIO
Al llegar a la alcaldía provincial Alexander Bazán Guzmán, se derogó el anterior acuerdo, rechazando el financiamiento del Banco de Crédito del Perú, para que la Municipalidad Provincial de Cañete,  financie con recursos propios la re-pavimentación de la "emblemática" Av. Benavides, con nuevo expediente técnico y con nuevo costo ascendente a los 11 Millones de Soles.
PISTA DE CEMENTO POR ASFALTADO
Considerando que todos somos incautos, dijeron los "técnicos" de la gestión Bazán, que la re-pavimentación con cemento es de muchísima mejor calidad que el asfaltado, que era más duradera, que iba a ser un privilegio para los transportistas y ciudadanos cañetanos contar con dicha obra.
AMPLIACIONES PRESUPUESTALES
Amparándose en que las normas de Contrataciones del Estado lo permite, se crearon las condiciones para ir sistemáticamente ampliando los montos presupuestales de dicha obra. Se estima que al finalizar los trabajos llegaría a costar más de 20 Millones de Soles, porque- dizque que el expediente técnico no habia contemplado: la construcción de bermas, puentes y 3 kilómetros de nuevas redes de desagüe etc.
TRANSPORTISTAS MEDIATIZADOS
Diversos medios de comunicación no alineados con la gestión Bazán, vienen denunciando una serie de deficiencias en la re-pavimentación de la Autopista San Vicente-Imperial (Av. Benavides). Pista de cemento con pronunciadas ondulaciones, "rompe muelles criminales", anti-técnicos, que no solamente atentan contra los sistemas de amortiguación de los vehículos que transitan por el lugar sino contra los riñones y la columna vertebral de los miles de pasajeros que diariamente circulan por esa híper transitada doble vía. Y, ¿que dicen los transportistas que-supuestamente- son los grandes afectados? Se han pasado un prologado tiempo guardando silencio cómplice, recién en los últimos días aparecen con pintas en sus vehículos, con tibias frases como:"Señor alcalde, basta de abusos", sin protestar con la energía que debiera. Actitud mediatizada que obedecería a la "alianza no declarada" de sus dirigentes con Alexander Bazán durante su campaña electoral, en que lucieron su propaganda en los parabrisas de sus vehículos.
HAY PESADILLA PARA RATO
Con los reiterados vencimientos de plazos para la culminación del "frankeinstein de cemento", el aguantador pueblo cañetano y los miles de turistas que sufren el mismo maltrato, tienen que resignarse a padecer muchos días más de incomodidades, polvaredas, vías de desviación en calamitoso estado. Lamentablemente, el electorado cañetano eligió a un grupo de regidores que tampoco cumplen con su labor de velar por que las obras públicas respondan a los estándares de calidad establecidas en las normas correspondientes, ni mucho menos en una genuina fiscalización de los recursos presupuestales para inversión pública. De esta manera cobra actualidad la frase:"El pueblo tiene las autoridades que se merece".






 

No hay comentarios:

Publicar un comentario