jueves, 6 de octubre de 2016

POR UN PUÑADO DE SOLES

POR UN PUÑADO DE SOLES

Todos trabajamos para obtener una justa remuneración que permita el sostenimiento familiar y demás necesidades básicas. Es un derecho que nos asiste a todos los brindamos servicios a la empresa pública o privada. Obviamente, con la debida observación y respeto a los códigos de ética laboral.
   En los últimos días, el Decano del Colegio de Periodistas del Perú, Max Obregón Rossi, ha condenado y denunciado públicamente la conducta impropia de pseudos periodistas que vienen proliferando por todo el territorio peruano, mancillando impunemente la imagen y dignidad de nuestros gremios y de los auténticos periodistas que hacen de su actividad un apostolado.
   Afortunadamente, la población tiene plenamente identificada a las pandillas de pseudos periodistas que se han infiltrado en diversos medios de comunicación, utilizando el vil chantaje y extorsión a tantas autoridades y funcionarios corruptos que les pagan con dinero del pueblo para silenciar sus fechorías.
   En este contexto, mucha gente pregunta a los dirigentes de los diversos gremios periodísticos:¿qué hacen Ustedes para evitar que tanto delincuente se haga pasar como periodista para cometer impúdicamente sus trapacerías? Elemental, queridos lectores: Esos "cacos" no pertenecen a ningún gremio periodístico, por lo tanto, no se les puede someter a los tribunales de honor para que respondan por sus vedadas acciones.
   Entonces ¿que hacer para poner alto a los chantajes, difamaciones y atentados contra la dignidad ajena? Simple y llanamente acudir al Poder Judicial para interponer querella criminal contra sus autores, por cuanto, el honor y dignidad de las personas están protegidas por la propia Constitución Política del Estado.

Resultado de imagen para fotos de actos de corrupción
    
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario