RADIO ONLINE LA VOZ DEL PERU

viernes, 27 de septiembre de 2013

AL PUEBLO NO SE LE HACEN "PERRADAS"

¡¡¡Alto!!! A quienes le hacen “perradas” al pueblo cañetano.
*Impresentables se sienten ¡intocables” como explotadores de oscuros medios de comunicación.
Escribe: Víctor Hugo Cárdenas Torres
       Tal como lo señalamos en el editorial del periódico¡¡¡  ÚLTIMO MINUTO!!! del presente mes de Setiembre, la mayoría de los Medios de Comunicación de la Provincia de Cañete,  han sido, literalmente hablando, secuestrados por personajes  impresentables que tienen como protervos fines, manipular y explotar el destino de nuestros pueblos a través del chantaje a oscuras autoridades que gobiernan nuestros municipios y gobierno regional.
       El hecho de  explotar diversos  medios de comunicación, les hace creer que son intocables, que todo el mundo tiene que silenciar sus fechorías, por temor a ser criticados y vilipendiados a través de sus repelentes micrófonos.
        En nuestro caso particular, ducho en la irrestricta lucha contra todo tipo de opresores del pueblo, no tenemos rabo de paja, para decirles sus sucias verdades, de frente y sin vacilaciones. Para nosotros no existen “vacas sagradas” ni alguien “intocable”, aún con todo el poder –mal venido- que ostenten.
        Lamentablemente, hay supinos ignorantes, analfabetos, que, por el solo hecho de explotar medios de comunicación se creen “dueños” de la opinión pública. Si resucitara Miguel de Cervantes  Saavedra, se volvería a morir, de vergüenza, al ver como hay iletrados que atropellan  impúdicamente el idioma castellano.
         Obviamente, que ello no solamente denigra la imagen de la cultura del pueblo cañetano, sino que  produce vergüenza ajena a todos los cañetanos, porque estos sujetos no expresan  el auténtico nivel cultural de nuestra amada “patria chica” llamada Cañete.
          La riqueza del ser humano no lo constituyen  los bienes materiales, mal obtenidos, del robo al pueblo, las demostraciones de riquezas  mal venidas, simbolizan la verdadera catadura moral de quienes la ostentan. Por ello, saltan hasta el cielo cuando se les coloca el dedo en la llaga putrefacta.
            Quienes no estamos alineados a ninguna posición maquiavélica, ni delincuencial, mantenemos nuestra línea principista en el ejercicio de nuestra noble labor periodística, interpretando las voces de las mayorías sin voz. Esta es nuestra única razón de ser.
         
        

        

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada