RADIO ONLINE LA VOZ DEL PERU

sábado, 28 de marzo de 2015

EL "GRAN BONETÓN" DEPORTE PREFERIDO DE AUTORIDADES PELELES

¿YO SEÑOR?...¡¡¡SÍ SEÑOR!!!...¿YO SEÑOR¿ ...¡¡¡NO SEÑOR!!!

     La política del "gran bonetón", es el signo más resaltante de  "bipolares" funcionarios públicos que proliferan en las provincias limeñas de Cañete y Yauyos. Viven embriagados de la sensualidad del poder, solamente escuchan y creen en las lisonjas de sus ayayeros que les hacen creer que son autoridades iluminadas. Es decir, viven divorciados de la realidad. Como ya no transitan las calles a pie, desconocen la problemática que padece y soporta el pueblo día a día.
     Desde sus "burbujas", confían plenamente en sus funcionarios-de confianza- ineptos, déspotas y corrompidos, muchos de ellos prontuariados. Sujetos que se convierten en muralla infranqueable que alejan a las autoridades del contacto con el pueblo: "no debe Usted escuchar ni prestar atención a quiénes pretenden desestabilizar su gobierno. Déjelos que digan lo que quieran, ya se cansarán y dejarán de reclamar", es el clásico "consejo" que imponen a autoridades peleles.
     Sin embargo, cuando hay que tomar serias e impostergables decisiones en la administración pública, estos mismos oscuros personajes, se resisten a firmar documentos y dar trámite a los expedientes que deben atender necesidades básicas de la población. Allí afloran sus temores,mediocridad y falta de integridad para defender la gestión de las autoridades que los designó "a dedo" en cargos estratégicos que mal desempeñan.
     Por ello, los ruidosos fracasos de autoridades que se turnan en el poder periodo tras periodo. La mayoría, quedan comprendidos en escandalosos procesos judiciales por la comisión de presuntos delitos en agravio de las entidades públicas que "tutelaron" por pésima elección popular. De esto hay innumerables casos en los distritos y  Provincias de Cañete y Yauyos.
      Las autoridades de reciente elección e incluso los "reciclados", deben exponer su capacidad de humildad y enmienda, para dejar de ser vistos por la población como simples politiqueros que sólo buscan satisfacer intereses creados y; dar paso a la autoridad con visión de desarrollo para el bienestar general, con genuina voluntad de servicio a la población que los ungió democráticamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario