lunes, 21 de octubre de 2013

"EL BAILE DEL CHINO"...CHINO...CHINO...CHINO...

EL CUENTO CHINO
Escribe: Víctor Hugo Cárdenas Torres
     Dice un viejo adagio popular que: “En la boca del mentiroso, la verdad se hace dudosa”. Al parecer, es lo que viene ocurriendo con el sátrapa Alberto Kenya Fujimori Fujimori. Se ha auto-declarado tantas veces en estado de “extremaunción” que, en su reciente presentación ante los tribunales de justicia, hecho un guiñapo humano, mucha gente considera que es otra de sus “estrategias” para sensibilizar a los Poderes del Estado Peruano para que lo liberen de la prisión.
     Como es de dominio público, luego de un buen inicio de gobierno, sincerando la economía nacional a través del “fuji-shock”; repotenciando los programas sociales en beneficio de las familias en extrema pobreza; etc. etc.etc. ensució sus buenas iniciativas al conformar un “tándem” con el siniestro Vladimiro Montesinos, con el que destruyó la Democracia, clausurando el Congreso de la República; destruyendo-a la mala- a los Partidos Políticos; cometiendo genocidio a través del macabro Grupo Colina que ejecutó  innumerables crímenes de lesa humanidad; envileció la Libertad de Expresión a través de la manipulación de los más importantes Medios de Comunicación Nacional  e inventando la repulsiva “prensa chicha” ; puso a sus pies a todos los poderes del Estado como: El Poder Judicial, Ministerio Público, Congreso de la República, Fuerzas Armadas, Fuerzas Policiales etc.etc.etc.
       En síntesis, lapidó toda la Escala de Valores de la República Peruana, en la obsesión por eternizarse en el poder, con familia y todo,; cometiendo el más grande robo- de toda la historia del Perù- al Erario Nacional. Es decir, hizo los más grandes “méritos” para que le den cadena perpetua, sin embargo, el Poder  Judicial, lo sentenció- con “guantes blancos”- con una condena de solo 25 años de prisión, más aún, internándolo en una prisión-paraíso en el que cuenta con más comodidades que su propio hogar.

      Y, así, sigue con sus pantomimas de generar lástima ante la opinión pública  nacional e internacional con la obvia finalidad de presionar para que lo indulten y, volver a las andadas. De lo que notificamos al pueblo y autoridades del país, a no dejarse engatusar con otro “cuento chino”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario